“Invitamos a toda la comunidad educativa de Bogotá, al magisterio, a los estudiantes y a los trabajadores de la ciudad a que nos acompañen en el paro del 21 de febrero”.

La Asociación Distrital de Trabajadores y Trabajadoras de la Educación hizo un llamado para que toda la ciudadanía se vincule al paro y respalde al magisterio el próximo 21 de febrero. También en una forma de respaldo al pliego de peticiones distrital.

La Junta Nacional de la Fecode, con la anuencia de la gran mayoría de los sindicatos filiales,  tomó la decisión de convocar a un paro nacional de 24 horas para el 2018.

“Hemos visto la necesidad que nos obliga el Gobierno nacional a levantarnos el día 21 en una protesta porque el Gobierno ha incumplido, al igual que con los demás trabajadores, con lo que se comprometió en el pliego de peticiones del 2017”, indicó Luz Marina Turga, secretaria general de la ADE.

Entre las exigencias de los educadores y educadoras están el aumento de recursos para educación. Así mismo, una jornada única pero no en las condiciones que nos obliga el Gobierno a trabajar a los educadores, “por eso exigimos la suspensión inmediata”, dice Turga. En cuanto a salud, no hay tratamientos, ni citas, ni médicos, y sí abundan los paseos de la muerte.

“A nivel nacional, exigimos la derogatoria de todas las normas lesivas para el magisterio y exigimos garantías y criterios para una verdadera profesionalización de la educación y el ascenso de los maestros, no colocando talanqueras y que conquistemos el estatuto único de la profesión docente”, continuó la directiva sindical, quien además reclamó al gobierno que cumpla con la mesa tripartita.

El llamado se extiende a una jornada de mayor impacto con todos los trabajadores del país, para exigirle al Gobierno soluciones a las múltiples problemáticas en diferentes sectores.

Ese mismo 21 estaba programada la elección de personeros en Bogotá. La ADE recomienda aplazarla para el día siguiente y hablar con padres, madres y estudiantes explicando los motivos del paro, más cuando la labor de los personeros es precisamente defender los derechos humanos, porque los maestros pueden enseñarles en este país cómo es que hay que hacer valer los derechos.

 

 

Enlaces de interés